jump to navigation

Mi refugio, mi casa 12 agosto 2010

Posted by notitasenmicabeza in Pensar sobre lo pensado.
Tags: , , ,
trackback

Jesús Martín Barbero explica en “Memoria narrativa e industria cultura” la caída del rol mediador de la familia frente a las transformaciones operadas por el capitalismo en el ámbito del trabajo y la cultura y brinda una descripción más que elocuente y descriptiva sobre el devenir de esa institución milenaria:

Vaciada de su rol productivo y separada del espacio público, la familia se privatiza reduciéndose hasta no tener otra función que la asociación sexual de una pareja y la crianza de una nidada de hijos cada vez menos numerosa, convirtiéndose en un refugio contra la alienación del mundo del trabajo.

Así segregada, la familia se encoge hasta coincidir con los límites de la casa ahora convertida en el espacio de despliegue del individualismo consumista. El imaginario urbano vendrá a consagrar definitivamente esa separación y ese repliegue. Todo viene a fragmentar las relaciones sociales y a reactivar una imperiosa necesidad de intimidad, búsqueda compulsiva de la seguridad que hace que la familia gire obsesivamente sobre la imagen del refugio y la clausura.

El domingo urbano se ha transformado en el día de la máxima privatización, de la huida en familia, frente a lo que siempre fue el día de fiestas en las culturas populares y lo que sigue siendo aún en los pueblitos: el día de la más fuerte socialización. Ya no es la mesa el centro en torno al cual la familia se reúne a conversar sino la TV-foco hacia la que todos miran sin hablar. Y una TV que trae a casa todo haciendo innecesario salir de casa para divertirse o asistir a los grandes espectáculos. Después ya ni siquiera la familia se junta a mirar, cada miembro tiene su propio televisor en su cuarto. Hemos llegado a las antípodas de lo que las relaciones familiares son y significan en la cultura popular”.

Identificado? Creo que no hace falta agregar más nada. La descripción de Barbero es tan realista y, por eso mismo, tan dura que sólo resta reflexionar al respecto y tratar de pensar de qué manera se puede frenar este avance privatizador, si es que existe alguna chance y si es que estamos a tiempo.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: