jump to navigation

Chicos asesinos 12 agosto 2009

Posted by notitasenmicabeza in Actualidad.
Tags: , ,
trackback

El Censo Nacional de Población de 1991 estableció que el partido de Junín, en la provincia de Buenos Aires, contaba con 84.295 habitantes. Cantidad lo suficientemente pequeña como para que los vecinos se conozcan, por lo menos un poco mejor que en la Capital Federal. Sin embargo, la crónica policial del asesinato de Juan Andrés Mansilla de 14 años, a la salida de una matiné, afirma que atacante y atacado, de similar edad, no se conocían.

¿Cómo es posible, me pregunto, que dos extraños puedan generar en cuestión de segundos tanta bronca como para matarse de una puñalada en el corazón? Peor si consideramos que se trata de dos adolescentes de 14 y 16 años. Algo está pasando en nuestra sociedad. El odio no se refrena, la bronca no se fagocita, los impulsos pueden más. Siempre pensé que los chicos son el reflejo de las enfermedades de una sociedad. Si absorven todo lo que nosotros desechamos, la basura está en sus cerebros, en sus actitudes, en sus dejos de violencia. Tienen una capacidad magnífica para aprender, una tábula rasa de absorción de contenidos. Pero hay un problema, absorven lo bueno y lo malo, potenciado.

Imagen de tapa del libro "Pendejos" de Reynaldo Sietecase

Imagen de tapa del libro "Pendejos" de Reynaldo Sietecase

Al de 16 años lo sacaron del boliche, quizás por querer meterse con la novia de Juan o por haberlo insultado, no sabemos. A la salida -1 de la madrugada- Juan se lo encuentra cara a cara, su agresor lo estaba esperando en la puerta, expectante y con el odio que le salía por todos lados. Juan tiró el primer golpe, pero el otro le devolvió una cuchillada mortal. Fue más allá, se animó a matar. Cuando pienso en niños, me imagino seres inocentes, puros, pero nada más alejado de la realidad de nuestra época. Hoy, los chicos son asesinos. Matan y eliminan sin saber o conocer la magnitud de lo que están haciendo.

“El pibe cometió un error y tiene que tener un castigo. Si no existiera un castigo por tener 16 años, lo volvería a hacer y yo no quiero que otro papá pase lo que yo estoy pasando en este momento”, aseguró el padre de Juan. Yo creo que el castigo nos viene a nosotros de la mano de nuestras propias creaciones.

Anuncios

Comentarios»

1. laura - 15 agosto 2009

Interesante reflexión. La sociedad está enferma de odio y resentimiento, nosotros creamos nuestros propios monstruos.

2. notitasenmicabeza - 19 agosto 2009

Platón: “No debe extrañarse que temamos que entre nosotros aparezcan algunos hombres de carácter indomable, que no sea posible suavizar ni ablandar”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: